martes, 17 de marzo de 2015

LA CAÍDA DE LA INDUSTRIA MUSICAL FORMAL DE LOS AÑOS 80

En nuestro país nunca existió una industria musical sólida. Desde siempre, el mercado musical local se movió en base a la venta de singles, aquellos pequeños discos de 7” de diámetro comúnmente llamados 45RPM, los mismos que desaparecieron de las tiendas en 1987.

Los albums o long plays de la New Wave que lograban editarse, eran sólo aquellos de probada rentabilidad en USA, por tratarse de discos que contenían varios hits TOP 20 del Billboard (salvo algunas excepciones). Es decir, si una buena banda Inglesa no sonaba en los Estados Unidos, sus discos tampoco eran editados en Perú. Existió más preocupación por las ediciones de Rock Clásico (años 60s / 70s) y por el Heavy Metal más radial. Era pues imposible encontrar en alguna disco-tienda un disco de New Order o The Smiths. En ocasiones, los que atendían en las cadenas de tiendas de música, ni conocían los grupos. Tal vez suene exagerado pero es así como se movían los tentáculos de la industria. Tras la entrada del gobierno de 1985, la materia prima se encareció, llegando con ello el inevitable declive de una industria musical desde siempre, preocupada sólo por vender, más no de llevar verdadera cultura musical a la juventud.

En el año 1986, la situación se agravó. Apenas unos cuantos albums vieron la luz. Ni siquiera lo más comercial de Pop / Rock Billboard era editado. En el caso de Depeche Mode se editó el recopilatorio de singles 1981-85 con notable retraso. De The Cure se editó el 'Kiss Me Kiss Me Kiss Me' y en una pésima edición. Lo mismo sucedió con los dos primeros albums de A Flock Of Seagulls. No fueron editados sorprendentemente. Inclusive Erasure, la banda más comercial del Techno-Pop inglés, nunca circuló en vinilo de edición nacional. La lista, francamente, es interminable. El primer album de Duran Duran, por ejemplo. Ninguno de ellos fue jamás tomado en cuenta por la industria y sus ejecutivos. Si existía tanto temor o riesgo, al menos se debió de probar lanzando singles de éxito en UK y no sólo de éxito en Billboard. Se desperdició muchísima buena música que hoy por hoy son los verdaderos clásicos de aquella década para las nuevas generaciones.


Falta de visión, de profesionalismo, carencia de conocimientos, desinformación, oportunismo, falta de respeto a sus jóvenes clientes. Sí, de respeto, pues el producto fue desde siempre de discutible calidad, tanto por el acetato empleado, como por los errores en el prensaje (con scratch incluido), y ni que decir de la estética del producto final. No se respetaron las portadas desplegables de los doble album. La contra-portada fue siempre impresa en blanco y negro. No existían las fundas interiores, excluyendo con ello detalles importantes y/o fotos de la banda. En su lugar, los discos eran empacados en bolsas similares a las usadas para el azúcar. Tal vez suene duro pero quienes crecimos entre esos productos nunca lo olvidaremos.

En 1987 dejaron de producirse tanto los singles pequeños a los que hacía referencia, como los albums. Apenas unos cuantos llegaron a las tiendas: Air Supply, Whitney Houston, Tiffany y otros vejestorios fueron preferidos al Disintegration de The Cure, al Technique de New Order o al Violator de Depeche Mode, por tan sólo nombrar tres albums que aún hoy seguirían vendiéndose con suma facilidad, tanto como los maxi-singles, formato que jamás circuló comercialmente en Perú.

Los grupos nacionales que se desmarcaban del circuito comercial, no contaron con el apoyo, ni de la industria, ni de los convenidos medios, perdiéndose en el tiempo muchas bandas interesantes que jamás lograron grabar. Una industria sin proyección al futuro, subsistiendo de los productos irrelevantes de fácil consumo a velocidad inmediata, aquellos que ya nadie recuerda. Una triste y penosa realidad inventada por gente inepta e ignorante de su función.

1988-90 fueron los años de los cassettes con etiquetas Chilenas y Colombianas, igualmente de mala calidad, pésimamente mal grabados y saturados, inclusive hasta descalibrados. Con la expansión de los discos digitales (CD) en 1990-91, la industria musical desapareció. Fue la época del quiebre definitivo de algunas cadenas de tiendas musicales. Apenas unas cuantas sobrevivieron al desastre vendiendo CDs importados, productos fotográficos y en algunos casos, hasta helados.

Las estaciones de la FM en tanto, perdieron la brújula convirtiendo sus programaciones de Pop y Rock en Salsa, electro-Cumbia y reggaeton. Una FM vergonzosa y fracasada llena de gente desinformada que creció en torno a la revista Billboard, sobreviviendo a costa de la música y expandiendo nuevas fórmulas populacheras.

¿Soluciones? Existen muchas desde luego pero esa no es mi tarea.
Todo empieza desde las escuelas. La importancia que se le debe dar a la música debería ser tomada como lo que es: auténtico arte. Es importante no sólo formar al estudiante llenándolo de conocimientos, sino también estimulando su creatividad. Para eso tenemos los museos, los monumentos nacionales, el teatro, la danza, la música... el arte. Sencillamente eso.


Eduardo Lenti

6 comentarios:

Echo dijo...

A veces uno podía encontrar algunas joyas como por ejemplo el Entreat de The Cure. Yo lo compré en El Virrey y hasta ahora suena bien.

DGE dijo...

Hey Eduardo, felicitaciones, alucinante tu blog.
Algunos aportes...
Es totalmente cierto lo que dices respecto a la edición de vinilos y cassettes, sin embargo, me fue posible descubrir después de muchos años que se editaron

LP's, 45's y cassettes un poco desconcertantes...otros no tanto.

- Kraftwerk - Transeurope Express (LP)
- Depeche Mode - People are people (45)
- Frankie goes to hollywood - Relax (45)
- Kraftwerk - Tour de france / Tour the france (remix) (45)
- The human league - Dont you want me (45)
- Blondie - Rapture (45)
- The Cure - Standing on the beach (LP)
- R.E.M. - Document No. 5 (LP)
- Buggles - Plastic Age (LP)
- The Mission UK - Gods own medicine (LP)
- The Mission UK - Children (LP)
- The Mission UK - Carved in sand (Cassette)
- The Cult - Fire Woman (Cassette)
- The Cure - Entreat (Cassette)
- Depeche Mode - 101 (cassette)
- Depeche Mode - Violator (cassette)
- Erasure - The innocents (cassette)
- Erasure - Wild! (cassette)
- Erasure - Chorus (cassette)
- Figures on a beach - You aint seen nothing yet (45)

Sí, los cassettes sonaban horrorosos y fueron editados atemporalmente, pero muchos de los vinilos que menciono sí fueron editados en su año..el LP de

kraftwerk y The Mission por ejemplo.


Un abrazo, sigue adelante con el blog por favor que conoces unos datos recontra interesantes
Daniel
danielgarciaperu@hotmail.com

Airbit dijo...

Felicitaciones por tu blog, realmente, los datos posteados dan cuenta de mucho conocimeitno por tu parte. Respecto a uno de los comentarios DGE, bueno...no me imaginaba de una edición peruana de la música de Kraftwerk...también le agradezco los aportes.

airbit727@hotmail.es

persi rios dijo...

No conocía tanto esa realidad pero conociendo algunos empresarios peruanos no lo dudo. Lo que yo podría agregar es que empece a comprar los cds y cassettes a finales de los 80s e inicios de 90s y analizando la calidad y detalles de estos, es que los cassettes de El Virrey,son de excelente calidad en audio a diferencia a los otros como Discos Hispanos,Discos Independientes,Mag,Iempsa etc, ni que decir de los chilenos y colombianos que parecen grabadas en casetera sucia y los CDs del Virrey que son las que tengo vienen de Canadá.

musica dijo...

Al parecer todo fue malo como se movía la industria en los 80, yo trabaje en la industria del disco y editábamos todo lo que demandaba el mercado.

Luis Rojas dijo...

Ahora tengo la respuesta de por qué cuando busco discos de vinilo en Quilca o lugares similares, es casi una fantasía pensar que puedas pedir un vinilo edición peruana de new Order o de Kraftwerk...

Algunos que encuentro es porque han sido importados... o quizás se tratan de ediciones nuevas.

Por ejemplo recordando la mala calidad de grabaciones a la que te has referido, llegó a mis manos un vinilo de Pet Shop Boys, de la EMI, pero edición peruana.... pésimo sónido y suena como si hubieran estado echando arena en la grabación porque suena enteramente sucio. El disco es de 1985...