martes, 17 de marzo de 2015

LOS ORÍGENES (1977-1979)

La entrada del Punk y de la New Wave a Lima fue dificultosa en sus primeras manifestaciones.

Haciendo un viaje imaginario hacia aquellos últimos años de la década de los 70… No teníamos Internet. Era difícil contactar con gente de gustos musicales similares. Las emisoras de radio no pasaban nada que tenga que ver con la New Wave y mucho menos con el Punk. No existían grupos nacionales que suenen a aquella música novedosa. El término New Wave era muy poco difundido. Era prácticamente desconocida esa música entre la clase media y baja Limeña. De hecho la entrada de la New Wave se filtró desde la clase alta. Las noticias las traía la misma gente. Aquellos quienes se habían dado una vuelta por Londres o New York y llegaban con la novedad de los vestuarios y peinados de aquella generación del cambio. Este círculo al inicio era muy cerrado. La idea de difundir esta música empezó en fiestas particulares. De hecho existen antecedentes en los ejemplares dominicales de los diarios de 1978 en donde se puede comprobar que todo se inició de esta manera.

Los medios de difusión vivían de espaldas a todo ese fenómeno de la nueva música de los últimos años 70…

Aquí en Lima, durante 1977/ 78 los adolescentes habíamos sido constantemente bombardeados por las películas musicales. Todo un boom en aquellos años. Todo ello propició el crecimiento de la producción de video-clips a gran escala. Con ello se marcaría el pistoletazo de partida a la recreación visual de parte de las canciones del TOP 40 de los Estados Unidos usando a la televisión como nuevo medio de difusión para la música.

Durante aquella época, las estaciones radiales rotaban con insistencia los temas que figuraban en el semanario Billboard. Todas aquellas programaciones radiales se basaban en los charts Norteamericanos. Con esa equivocada óptica (por lo limitada), lo que se podía escuchar por la radio no era precisamente a las bandas que venían revolucionando a la gran industria británica desde las calles, sino, básicamente, a aquellos representantes de la denominada música Disco, Funk y Pop. Ciertamente, la industria por entonces editaba en formato 7" single (45 RPM) gran parte de los hits del Top 40 Norteamericano. Así que, depurando entre ellos, podíamos encontrarnos con algunas cosas tipo Nick Lowe, The Cars, The Police, Blondie, Talking Heads y Moon Martin. Eran épocas de la dictadura militar y agenciarse un buen disco importado estaba fuera del alcance de gran parte de aquella adolescencia Limeña.

El éxito de la denominada música Disco y de los singles en formato 12" (conteniendo las versiones extensas para su distribución en discotecas), se reflejó en las programaciones de las estaciones radiales Limeñas de la época.

Por entonces, la FM (Frecuencia Modulada) tenía unas cuantas señales ya establecidas y desde aquellas, las emisoras irradiaban las versiones completas de los temas que en la AM (Amplitud Modulada) se escuchaban en versión reducida. La FM era usada también para adelantar los futuros hits de la AM. Así mismo, los programas eran dirigidos con menor participación del locutor, quien anunciaba los temas de forma mucho más contenida (controlada), permitiendo al oyente escuchar los temas casi en su totalidad. Las programaciones, eran pues, dirigidas a un cierto tipo de público más selecto. No tenía el concepto popular de la AM como sucede en la actualidad. Otra de las ventajas de aquella FM radicó en el hecho de la notable mejora en la calidad del sonido. Toda una novedad escuchar música por la radio con la calidad de un buen tocadiscos... Imaginen aquellas programaciones conducidas por gente que desconocía de la existencia de la New Wave y del Punk-Rock... pese a ello, algunos de aquellos discos fueron programados, debido, claro está, a su inclusión en los charts norteamericanos. Muy pocos, ciertamente.

En cuanto a bandas nacionales, la primera banda Punk limeña fue Anarquía, quienes tuvieron su período de vida entre 1978-81. Algunas de las presentaciones iniciales que ofreció Anarquía (grupo dirigido por Martín Berninzon y Enrique Ormeño) se realizaron con bandas de la época, tal es el caso de La Mole, Up Lapsus, El Ácido y Crisis, entre otras. Aunque se basaban en covers de los Sex Pistols, los Ramones, Dead Boys y The Damned, y adaptaciones del Peter Gunn y Batman, también contaron con algunos temas propios. Incluso fueron entrevistados por una conocida revista Mexicana de la época, Conecte. En sus presentaciones se podía divisar entre el público a algunos futuros músicos de la movida subte. Incluido Daniel F.

Eduardo Lenti

NO DISCO: LA PRIMERA DISCOTECA NEW WAVE EN LIMA

A Fines de la década de los Setenta, los nuevos estilos musicales provenientes de UK y USA como el Punk y la New Wave, tuvieron escasa repercusión en los medios de difusión Limeños. Las emisoras de radio no programaban New Wave y mucho menos Punk. No existían grupos nacionales que suenen como aquella novedosa música. El término New Wave era muy poco difundido. Inclusive era poco probable contactar con gente de gustos musicales similares. Más aún, estilos como la New Wave y el Punk fueron prácticamente desconocidos para la clase media y baja Limeña entre 1977-1979.

La entrada de la New Wave a Lima se filtró desde la clase alta. Las noticias las traía la misma gente. Aquellos quienes se habían dado una vuelta por Londres o New York y llegaban con la novedad de los discos, vestuario, accesorios y peinados de aquella generación del cambio. Al inicio, este círculo de amigos y conocidos fue muy cerrado. La idea de difundir esta música empezó en fiestas particulares. De hecho existen antecedentes en los ejemplares dominicales de los diarios de 1978, en donde se puede comprobar que todo se inició de esta manera.

Parte de la primera generación New Wave que asistió a fiestas particulares se trasladó de a pocos a un local llamado No Disco ubicado en un sótano de la calle Schell, frente al parque Kennedy, Miraflores. No Disco fue la primera discoteca Underground de la movida Limeña y abrió sus puertas en pleno 1979.

Aquella esquina de la calle Schell y Los Pinos fue un lugar muy concurrido por los adolescentes de la época. En la acera del frente teníamos el primer Pinball que apareció en Lima, y a la vuelta, el Bowling, por entonces, un sitio obligado a frecuentar. A unos metros de lo que años después fue La Casita, estuvo situado No Disco, en un sótano. Era inevitable darse cuenta que se trataba de una discoteca diferente, debido a la cola que se formaba en la puerta. Un letrero de luces de neón que decía “Rock ‘N’ Roll” avisaba que ese era el lugar indicado. Lugar que poco a poco se fue haciendo conocido gracias al rumoreo del mismo público que concurría.

Por entonces, todas las discotecas Limeñas difundían Funk, Soul, High-Energy y en general, la llamada música Disco, es decir, la música de discoteca. En oposición a todas las discotecas de la época surgió NO DISCO. Los responsables de la existencia de aquel lugar fueron Daphne Kaizer Lawrence (New York) “La Gringa” y su ex-esposo Manuel Villavicencios (Perú) “Chino Mañuco”. Eddy Wenzara también tuvo participación en la idea.

Daphne se inspiró en un conocido lugar de New York, lugar al que concurría con frecuencia, THE MUDD CLUB. En el Mudd también difundían New Wave, Punk y en general Underground Music, y surgió precisamente en oposición a Studio 54 y a la música Disco. Por The Mudd pasaron celebridades como Lou Reed, Johnny Thunders, David Byrne, Debbie Harry, Nico y Lydia Lunch entre otros. Fue un lugar de élite y vanguardia que cerró sus puertas en 1983, irónicamente, el mismo año que No Disco. Los Talking Heads mencionaban este club en una de sus famosas canciones: Life During War Time (1979) incluida en el album Fear Of Music... "this ain't no mudd club, this ain't no disco". Precisamente de esa frase salió el nombre de la discoteca Limeña.

Daphne tenía muy buenos contactos, conocía a quienes abastecían de las novedades de la New Wave a los clubs de New York, incluido el Mudd Club. ROCKPOOL PROMOTIONS fue uno de los introductores importantes de la nueva música, y también abastecieron mensualmente a No Disco de mucho material promocional (antes de su distribución para venta). Daphne, desde Lima, se encargó de hacer los reportes de las canciones que gustaban en No Disco y que no eran difundidas por los medios de comunicación Limeños. De esta manera, la gente de Lima también ayudó a formar el movimiento. Los discos fueron llegando constantemente, convirtiendo el lugar en la semilla social para la generación del cambio. Un lugar fuera de lo común, inclusive por la propia actitud de su gente. Fue el primer point de moda y vanguardia en Lima, lugar en donde se podía socializar con gente de similar inquietud por la nueva música. Por entonces se decía que quienes andaban metidos en lo de las nuevas corrientes, todos se conocían entre sí. Se trataba pues, de una reducida élite.

Las palabras de mi amigo Martín Chaquí (un asiduo concurrente al lugar) son elocuentes…

“La No Disco abría de Miércoles a Sábado. Era costoso entrar… y difícil. Se tenía que hacer cola en la calle. Por cierto, cola muy atractiva ya que estaba compuesta por las chicas más bonitas que puedan imaginarse y por supuesto, la mayoría vestidas al New Wave Style, es decir como Go-Go Dancers, con extra-minis y medias con franjas horizontales, zapatos dorados o plateados, sin tacos, como los de ballet. Todo era alucinante. Algo realmente nuevo para cualquier adolescente de entonces. Y tengo razón en decirlo ya que cuando uno entraba, las paredes estaban pintadas en cuadrados blanco y negro, como un tablero. Los dos mozos (los hermanos bolas de Jesús María) bailaban cuanta canción les provocaba con los azafates en la mano llenos de cerveza. Era el único sitio en donde se encontraba una pantalla gigante a colores en esos años. Y en la cabina dos DJs. Un hombre y una mujer. Hablo de Napo, otrora glorioso pionero en el género, maestro, atrevido y desvergonzado para poner música, cualidad que lo hizo calificar inmediatamente para un lugar de esas características, un lugar al que concurría público exigente y excéntrico que tenía mundo y que viajaba. Conocían de música… a Napo lo asistía una Colombiana con una máscara de monstruo alucinante. Ella también trabajaba para No Disco como DJ… Ver los discos de todos los colores y de todas las etiquetas inimaginables junto con sus portadas, era indescriptible. Todo era vinilo. Los parlantes JBL, y los tornamesas Lenco, suizos, con agujas de diamante y contrapeso...

Los Viernes y Sábados la discoteca publicaba en la sección C de El Comercio, el ranking con las 100 canciones más escuchadas de la New Wave en el mundo, e invitaba al público a asistir a No Disco y bailarlas. Por supuesto que cualquier hijo de vecino que escuchaba cualquier radio comercial creía que le estaban hablando de mitología griega y de todo, menos de música…

El sitio, de buenas a primeras se convirtió en un lugar exclusivo de Lima. Veía ya por entonces a la gente bailar en solitario en la pista, tanto hombres como mujeres, y eso no se estilaba en ningún lugar. El baile era quebrando el cuerpo hasta tocar el suelo con las manos, quebrando las rodillas y los pies, ya se imaginan cuando ponían a Joy Division y los Sex Pistols. El baile del epiléptico no se hacía esperar. Lo más gracioso era que mucha gente se caía al suelo al saltar tanto. Se bailaba saltando. El lugar como todo buen lugar se hizo conocido y famoso, y dejó de ser exclusivo.

El letrero que había en la puerta decía ‘ROCK ‘N’ ROLL’ y era de neón. Cuando cerró el lugar, se lo llevaron al Biz Pix… La No Disco cerró porque simplemente se maleó. Se convirtió en un hueco. Eso fue en 1983”

Cuando la No Disco decide cerrar sus puertas por diferencias entre sus socios, el ‘chino’ Mañuco abre en 1984 la NO HELDEN en la calle Chincha, a unos metros de la Av. Wilson, Centro de Lima. En tanto su ex-socio, Eddy Wenzara, abre el mismo año BIZ PIX, en el sótano del Banco de la Nación, segunda cuadra de la Av. Pardo, Miraflores. El DJ de Biz Pix fue Napo. Los primeros años de los dos lugares fueron los mejores, pero todo eso forma parte de otra historia.

NO DISCO fue la primera discoteca New Wave de Lima y Napo el primer DJ del estilo

Eduardo Lenti

DOBLE NUEVE: LA PRIMERA RADIO NO COMERCIAL EN LIMA (Parte 1: 1979-1983)

El Viernes 13 de Abril de 1979, en plena Semana Santa, salió al aire la Radio Rock en Lima: Doble Nueve (99.1 FM). La emisora que le decía no a la música Disco y no al Funk, estilos de moda en aquellos últimos meses de los años 70. La programación de aquella emisora era desde entonces 100% puro Rock. El ideólogo y propietario: el Sr. Manuel Sanguineti Orlandi. Aquella fue una nueva vía de expresión efectiva para dar a conocer a innumerables artistas cultores del Rock, los cuales eran excluidos por los programadores de las demás estaciones radiales de la época, pues en muchos casos no llegaban al Top 40 del Hot 100 de Billboard (semanario musical que por entonces servía de base para programar en radios comerciales). Inclusive, la emisora en cuestión experimentaba tocando otros temas de los albums, adelantándose de esta manera a los futuros singles Rock. Debido a ello el primero de sus slogans: "FM Doble Nueve, la más rápida en el aire".

La identidad de la radio Rock se puso de manifiesto desde los inicios, así que entrada la década de los 80, la mencionada emisora se consolidó gracias a sus programaciones, como una auténtica propuesta alternativa, aplicando los conceptos de las estaciones radiales Norteamericanas. De ahí surgió la idea del operador / locutor, es decir, del Disc-Jockey radial completo.

En los primeros meses, las emisiones hasta parecían piratas, sin comerciales, de unas pocas horas de duración y casi sin locución al caer la tarde. Manuel Sanguineti tuvo en los primeros años y desde el inicio a Cavi (Javier Raffo), quien era socio, DJ y colaborador en la sala de grabaciones. Por entonces, "FM Doble Nueve, La Radio Rock en Lima", no contaba con una consola, es decir, los tocadiscos no estaban conectados en diferentes canales sino en un amplificador. Así que para pasar de un disco a otro, tenían que esperar que finalice por completo la canción y mover un switch para que empiece la siguiente, mientras hablaban en pleno cambio.

Doble Nueve se inició con un transmisor de corto alcance. La radio Rock aún no llegaba a todo Lima con buena señal, pero afortunadamente las cosas mejoraron con los años, incorporando además otros DJs y programas especializados. En los primeros años era todo un misterio conocer la ubicación de la radio y más aún, conocer a quienes estaban detrás del micrófono. Desde el comienzo de la radio, Doble Nueve ya contaba con auténticos seguidores de toda canción que sonara por la emisora de Jesús María. Los Discjockeys ingresaron sin ninguna experiencia previa. Eran elegidos por Sanguineti o Cavi. Sólo era necesario saber de música y echarle muchas ganas a la idea de compartir buen Rock. Doble Nueve marcó una nueva forma de hacer radio y esto se percibía desde los comerciales, recordados por sus jocosas ocurrencias en los diálogos, marcando de esta manera un estilo propio y original. Otra diferencia también la marcó la impostación / modulación de la voz de los DJs y el tono contenido o aséptico de su conducción. En doble Nueve, desde siempre se respetó la música, dejando prácticamente limpia la canción, sin locución encima.

Otro de los primeros DJs fue Manolito (Manuel Garrido-Lecca), quien tuvo el primer programa de Jazz de la FM, 'Basta de Jazz', los Domingos de 9:00 PM a 11:00 PM. Mr. Jazz se convertía en Mr. Night para conducir también un programa de Rock por las noches, y los Miércoles 'La Hora Lobo' con conciertos íntegros de más Rock. Por entonces también era usual escuchar en Doble Nueve algunos discos completos.

Otros DJs de la primera época fueron Carrito (Lucho Torres), quien tenía especial gusto por la New Wave. Johnny 99, con mucho Rock Clásico de los 60s y 70s en su recordado programa de los Domingos de 4:00 PM a 7:00 PM. También conducía los días de semana en el mismo horario 'La Hora del Sunset'. El Chapu también fue otro DJ de los primeros años de Doble Nueve. Chapu además colaboró en la realización de algunos de los más recordados comerciales.

Durante aquella primera etapa (1979-1983), la programación de Doble Nueve era básicamente Rock. Uno de sus slogans lo dejaba muy en claro: "FM Doble Nueve, la Radio Rock en Lima". El grueso de las canciones que sonaban eran básicamente Rock, y se programaba mucho del 'Rock Albums & Top Tracks' de Billboard. Ciertamente, también empezó a sonar New Wave, especialmente en 1982 y 1983. Aquella New Wave que apostaba por las guitarras. Aún no se animaban a programar grupos Techno-Pop y New Romantic pues consideraban que se trataba de 'Música de juguete' o 'Música artificial', pero las cosas cambiarían en 1984.

Continúa en: DOBLE NUEVE: LA TRANSFORMACIÓN (Parte 2: 1984)

Eduardo Lenti


Promo Doble Nueve 1984

EL PRIMER PROGRAMA ENTERAMENTE MUSICAL EN TV

La nueva música creada por la nueva generación de músicos, también pudo infiltrarse a través de la TV.

Otro destacado antecedente se produjo desde la televisión nacional. El programa se llamó FM 7, dirigido por el Sr. Gerardo Manuel Rojas. Aquel espacio musical data de 1977 y fue transmitido los sábados de 6:00 a 7:00 PM. Debido al éxito del programa, en Noviembre de 1979 cambió el nombre y empezó la historia de Disco Club de Lunes a Viernes de 6:30 a 7:00 PM también por RTP.

En mi caso, eran las épocas del colegio y era inevitable comentar a la mañana siguiente los videos que pasaban en el programa. Al comienzo me chocó un poco pues escuchaba por entonces la música de forma más abstracta (imaginándola). Los videos sugerían imágenes y rompían un tanto esa magia. Pero la conducción de Gerardo Manuel llamó poderosamente mi atención. Presentaba cada video contándonos anécdotas e informándonos con datos interesantes de cada banda. Se trató de algo nunca antes visto hasta entonces.

Luego de las tareas del colegio, cada tarde a las 6:30 PM prendía la vieja TV (aún en blanco y negro) para ver y con buen volumen aquel Disco Club, y hasta grababa en cassettes las canciones que no pasaban por la radio (aún no existía el VHS). Disco Club se mantuvo bajo la conducción de Gerardo Manuel hasta fines de 1982. En el último año también se emitía los Viernes y Sábados de 6:00 a 7:00 PM.

Luego de un alejamiento temporal de las pantallas, Gerardo Manuel retomó en Abril de 1983 un nuevo programa llamado Club 9 que se transmitió desde el recién inaugurado canal 9 ATV de Lunes a Viernes a las 7:30 PM. Cabe resaltar que Disco Club siguió emitiéndose desde el canal 7, aunque, claro está, sin su conducción / producción.

Fue en Disco Club y luego Club 9 donde se presentó video-clips de canciones, en muchos casos, aún no programadas por las estaciones radiales Limeñas. Inclusive contó con sus propias exclusividades, pero lo más importante, dio cabida a las nuevas corrientes, léase New Wave. Recuerdo haber visto a los Kraftwerk con su identificativo The Robots, Gary Numan, Visage, Heaven 17, Haircut 100, Lene Lovich, Romeo Void, Psychedelic Furs, los iniciales clips de los Human League y Duran Duran, y tantos otros, intercalados, claro está, con los hits radiales. Uno de los detalles más importantes, insisto, fue el carácter informativo que tuvo Disco Club bajo la conducción de Gerardo Manuel. Ciertamente la mejor época del programa en cuanto a emisión de videos de la New Wave, se dio entre 1980 y 1982.

Se trató del primer programa de TV en Latinoamérica dedicado enteramente a la difusión de video-clips, adelantándose incluso a MTV. Los videos promocionales (limpios, sin sellos de televisoras) fueron proporcionados por las disqueras y por algunos contactos de Gerardo Manuel en el exterior. Inolvidable programa. Marcó a muchos.

Eduardo Lenti

SUPER FM 93.1: LA PRIMERA Y ÚNICA RADIO NEW WAVE QUE TUVO LIMA

Super FM 93.1 fue la primera y única radio que dedicó gran parte de su programación a la nueva música de los años 80, aquella nueva música creada por los nuevos músicos adolescentes. Reunió por primera vez en Lima y desde la radio, a todos los artistas de la New Wave, Electronic Pop y New Romantic. Marcó el auténtico nacimiento de la nueva escena Limeña. Aquellas programaciones nos cambio la vida a muchos. A partir de entonces surgirían nuevas ideas en el futuro inmediato. Una emisora sin igual, atrevida, arriesgada, muy fresca y vital, sencillamente diferente, única e inteligente. Fue lo mejor que le pudo suceder a los medios de difusión Limeños.

Super FM estuvo situada en la segunda cuadra de la calle Nicolás Corpancho, Santa Beatriz, Lima. La radio fue propiedad del Capitán Fernando Gonzales Del Campo. El lugar tenía una gran torre que mostraba el recordado logo azul de letras amarillas de los 93.1 de Super FM, inspirado en el famoso personaje de las historietas. Las instalaciones eran amplias, cómodas y modernas. El equipo humano de la joven radio, desde el inicio, tuvo carta libre en la programación. El director de programación -ideólogo de Super FM- fue el Sr. Donald Wilson, quien además se convirtió en el primer y más importante introductor de la New Wave en los medios Limeños. Donald Wilson despertó del letargo a muchos adolescentes. El equipo que dirigía estaba conformado por gente joven, en su mayoría veinteañeros, chicos entusiastas compartiendo el buen gusto por la música, todos luciendo polos de colores con el logo de Super FM. Se trataba, nada menos, de un equipo de jóvenes al frente de la programación de una estación de radio. Un hecho sin precedentes en nuestro medio.

Las primeras emisiones de prueba de Super FM, sucedieron en las últimas semanas de 1981. Una voz lo anunciaba: “Super FM 93.1 en emisiones de prueba”. En aquellos días la música que sonaba no hacía presagiar lo que vendría luego. “Super FM, la emisora de las 93.1 razones para escucharla” empezó oficialmente al iniciar el año 1982. Donald Wilson viajaba constantemente a Los Ángeles, California, USA, y estaba al tanto de lo que sucedía musicalmente en Londres. El joven director de programación traía en cada uno de sus viajes discos para Super FM. No era extraño escuchar muchas novedades en la recordada radio. La música iba llegando a velocidad, con una o dos semanas de retraso de haber sido editada en Europa o Estados Unidos. En algunos casos, apenas días. Algo similar a lo que venía ocurriendo en Doble Nueve con el nuevo Rock, en Super FM se hizo con la New Wave. Las cuñas publicitarias invitando al público a escuchar los 93.1 del dial, fueron muy ingeniosas. Llamaban mucho la atención por lo originales. Una de ellas empezaba con las primeras notas de la canción ‘Crazy Music’ del dúo Francés Ottawan, una canción muy popular en las estaciones de radios Limeñas de la época y que sonó hasta el artazgo en el último trimestre de 1981. Luego de unos segundos, el disco se rayaba como si alguien hubiera arrancado con furia el mango del tocadiscos, unos vidrios se rompían “tras lanzar el disco”, la calma voz de un tipo decía “Gracias” y una voz femenina nos recordaba: “En Lima existen dos tipos de oyente, los que escuchan radio, y los que escuchan…  Super FM". Otra recordada cuña: “Super FM 93.1 considera indispensable subir al máximo el volumen de su receptor durante la siguiente canción, gracias”. También circularon stickers azules para auto, rectangulares, de unos 30 centímetros, con las identificativas letras amarillas de bordes rojos y con las frases: “FM 93.1 Su mejor alternativa” y “El Rock de los 80s”. Así mismo, en las instalaciones se podían apreciar no sólo los stickers, sino calendarios y hasta relojes con el logo.

En cuanto a la música, sonaron muchas bandas por primera vez en Lima a través de los 93.1 de la Frecuencia Modulada. Algunas de ellas apenas editaron uno o dos singles y pasaron al olvido, otras se hicieron luego famosas. Pero fue en Super FM en donde sonaron inicialmente y con mucha anticipación. A Flock Of Seagulls por ejemplo, se escuchó en toda la FM Limeña en los meses de Septiembre y Octubre de 1982 con ‘I Ran (So Far Away)’. Cuando esta canción ya había ingresado al Top 40 de Billboard, Super FM se había adelantado tocándola desde mucho antes, pues estuvo rankeada en UK desde Marzo de ese mismo año. Además de ‘I Ran’, la joven estación de radio rotaba otras canciones del mismo álbum como ‘Modern Love Is Automatic’, ‘Messages’, ‘You Can Run’, ‘Telecommunication’, ‘Space Age Love Song’ y ‘Standing In The Doorway’, entre otras. Inclusive fueron parte de la programación algunos buenos lados B como ‘Pick Me Up’ y ‘Commited’, y las versiones Remix de los Maxi-Singles. Mientras A Flock Of Seagulls ya venía sonando en los 93.1 durante gran parte del año 1982, las demás estaciones de radio locales recién se animaban a tocar una segunda canción, ‘Space Age Love Song’ en Enero y Febrero de 1983, época en la cual llegó este single al Top 40 de Billboard y paralelamente en Super FM ya empezaba a sonar en versión extendida ‘Wishing (If I Had A Photograph Of You)’, el single de adelanto del segundo album ‘Listen’. La diferencia entre la novel radio fue así de abismal respecto a las estaciones comerciales Limeñas. Eso sucedió con todos los grupos de la New Wave que lograron hacerse famosos algo tarde en USA.

Otro ejemplo clarificador: The Human League y su famosa canción ‘Don’t You Want Me’ del álbum ‘Dare’, sonó hasta el hartazgo en todas las estaciones de radio locales en los meses de Mayo, Junio y Julio de 1982. En Julio había alcanzado el casillero # 1 de Billboard. En Diciembre de 1981 este mismo single también había llegado al tope del Chart Británico. Super FM no sólo pasó este single primero y con mucha anticipación. La nueva emisora además programó ‘Love Action (I Believe In Love)’, ‘Open Your Heart’, ‘Seconds’, ‘The Sound Of The Crowd’ y otras del mismo album. Prácticamente todo el ‘Dare’ fue rotado al completo mientras las demás estaciones del dial sólo tocaban una canción. Como mencionaba, la cosa no quedaba ahí, también se podía escuchar los remixes del ‘Dare’ incluidos en ‘Love And Dancing’ y de forma continuada.

Un tercer y último ejemplo bien puede ser el de Soft Cell, dúo Inglés que sonó mucho en la FM Limeña con el famoso cover sintético ‘Tainted Love’ en los meses de Junio y Julio de 1982. Esta canción llegó al # 8 de Billboard en el mes de Julio, Sin embargo, ya había sido # 1 en UK en el mes de Agosto de 1981. ‘Tainted Love’ en versión extendida y dub, no sólo fue programada con mayor anticipación en Super FM, como ya venía ocurriendo con otras bandas, también se animaron a programar otras canciones del album ‘Non-Stop Erotic Cabaret’ como ‘Bedsitter’, ‘Say Hello Wave Goodbye’, ‘Sex Dwarf’ y ‘Chips On My Shoulder’, entre otras. Mientras las estaciones comerciales Limeñas tocaban ‘Tainted Love’, en los 93.1 del dial podíamos escuchar buena parte del album, además de remixes y los nuevos singles ‘Torch’ y ‘What’, ésta última, programada posteriormente en las demás emisoras. La programación en Super FM era pues mucho más abierta y de mayor avanzada respecto a las demás frecuencias del dial. La joven radio llevaba varios cuerpos de ventaja y lo mejor de todo, lo hacía con la nueva música creada por los nuevos músicos. Incluso Men At Work, la banda Australiana que luego se hizo inmensamente popular, también sonó por primera vez en Lima a través de los 93.1 de Super FM. El rumoreo de una nueva y atrevida estación de radio iba en aumento. Adelantarse de esa manera y con New Wave, fue un hecho sin precedentes en nuestra ciudad.

La inteligente programación de Super FM educó el oído a sus oyentes. Muchos aprendimos a apreciar la música más allá de las canciones de moda, valorando todo el album al completo como una obra integral. A su vez, nos divertían con los remixes y sus exploraciones en los lados B de los singles. Eran las buenas épocas de la New Wave, los años de las ediciones limitadas, de los Maxi-Singles y de los Picture Disc fomentando el coleccionismo del nuevo público consumidor, ciertamente, público adolescente al cual apuntaba la industria musical Británica y al que también apuntó Super FM desde los primeros días a través de sus DJs: Lucho Quiñe, Oscar Guerra, Giannina D’Carly, Lolita Ronalds (con apenas 14 años de edad) y Anabelí Rodrigo.

Luis Alberto “Tito” Llense tuvo a su cargo la jefatura de producciones y grabaciones, y en ocasiones también cubrió ciertos espacios como DJ. Abel Aguilar en tanto, grababa las divertidas cuñas promocionales, escribía textos para algunos programas pre-grabados y terminó haciendo las veces de un redactor creativo.

Algunos de los tantos grupos inolvidables que fueron programados por primera vez en Lima desde los 93.1 del dial: Kissing The Pink, Heaven 17, Blancmange, Romeo Void, Europeans, Red Rockers, The Fixx, Modern English, Talk Talk, Missing Persons, Peter Godwin, Ultravox, Psychedelic Furs, Tears For Fears, ABC, Naked Eyes, Polyphonic Size, Nash The Slash, Visage, Yazoo, Wall Of Voodoo, Suburban Lawns, Lene Lovich, Berlin, Tom Tom Club, Total Coelo, The Major Thinkers, JoBoxers, The Bollock Brothers, Gang Of Four, Altered Images, Josie Cotton, The Flirts, Bow Wow Wow, Haysi Fantayzee, Chas Jankel, Slow Children, Ideal, XTC y Sparks entre los más conocidos.

En el caso de Depeche Mode, también sonó su música por primera vez en Lima a través de Super FM y con varias canciones del segundo album ‘A Broken Frame’ (1982), tal es el caso de ‘Leave In Silence’, ‘The Meaning Of Love’ y ‘See You’. Inclusive dos lados B de singles, se usaron como cortina en algunas menciones publicitarias: ‘Excerpts: From My Secret Garden’ y ‘Now, This Is Fun’. Otro de los instrumentales que también se usó para tales fines fue ‘Double Happy’ por Split Enz, del album ‘True Colours’ (1980).

En ocasiones, algunas canciones fueron tocadas en el mismo orden. Probablemente en algún momento del día dejaban correr alguna cinta. Lo cierto es que sin pretenderlo, marcaron secuencias clásicas e inolvidables en la programación. Probablemente las dos más recordadas sean, la primera, la que iniciaba con Eurythmics (‘Somebody Told Me’) continuada por Thomas Dolby (‘Wind Power’) y The Human League (‘Love Action – I Believe In Love’). La segunda la iniciaba The Polecats (‘Make A Circuit With Me’) seguida por Stray Cats (‘Rock This Town’) y The Jam (‘Town Called Malice’). Dos fragmentos inolvidables de los 93.1 del dial.

Durante la tarde y parte de la noche fueron las emisiones de New Wave, pero Super FM también contó con programas establecidos, todos especializados en un género musical:

SUPER JAZZ, programa de Jazz Contemporáneo, conducido por Tito Barreto y Mabela Martínez - Lunes a Viernes de 1:15 PM a 2:00 PM.

SUPER SOUL, conducido por Mr. Freeze / Dr. Cool - Sábados de 7:00 PM a 9:00 PM.

REGGAE EN LIMA, conducido por Pepe Barreto - Domingos de 9:00 PM a 10:00 PM.

IPANEMA SOL, programa de música Brasilera conducido por Lizbeth Woodman y Carlos Heckmann.

SINFONÍA TANGUERA – Domingos de 10:00 PM a 11:00 PM.

SUPER SALSA, conducido por Abel Aguilar – Viernes de 11:00 PM a 1:00 AM.

30 MINUTOS HISPANOAMERICANOS, conducido por Zoila Pagaza – Lunes a Viernes de 12:30 PM a 1:00 PM.

Como vemos, el fuerte de la programación lo constituía la New Wave, salvo por los espacios antes mencionados que abarcaron de Lunes a Viernes desde el Mediodía hasta las 2:00 de la tarde, los Viernes desde las 11:00 de la noche hasta el cierre, los Sábados de 7:00 a 9:00 por la noche y por último, los Domingos de 9:00 a 11:00, igualmente dos horas por la noche. Todo el resto del tiempo sonaba New Wave.

El RANKING SUPER FM con las 10 mejores canciones de la semana, era transmitido los Sábados de 10:00 AM a 11:00 AM. EL LONG PLAY DE LA SEMANA, completo y sin interrupciones, se emitía los Domingos de 8:00 PM a 9:00 PM. Mención aparte para el programa estrella: RADIO CLASH, conducido por Oscar Guerra y transmitido los Viernes de 8:00 PM a 10:00 PM.

En Radio Clash, Oscar Guerra se encargaba de tocar canciones aún menos conocidas que las de la programación habitual, así mismo, marcaba estrenos e incluso preparaba especiales de algunos grupos en la primera hora de su programa. Una de las singularidades de Radio Clash fue usar efectos de sonido que llamaban la atención del oyente, como rotura de vidrios, risas y fragmentos de diálogos extraídos de series de la televisión como ‘Perdidos En El Espacio’ o de algún dibujo animado. Estos efectos eran mezclados en las partes instrumentales de las canciones. Sin duda, se trató de un programa original: “Le advertimos que su comportamiento no volverá a ser el mismo jamás”. La cortina de Radio Clash fue la divertida ‘This Is Radio Clash’ de The Clash, en la versión titulada ‘Outside Broadcast’ que aparece en el lado B del 12”, con frases en un Español casi ininteligible: “Buenos días Señores y señoritas, esta noche estamos Radio Clash y tota la jente hold on tight!”. El fondo de presentación del primer bloque fue ‘Uncontrollable Urge’ de DEVO, en versión directo, tomada del soundtrack de ‘URGH! A Music War’.

En el primer año de Super FM, los ecos de una nueva emisora con nueva música, habían traspasado discretamente las fronteras. En el semanario Billboard del 09 de Octubre de 1982, salió publicado lo siguiente: “Si usted sigue los nuevos grupos y vive en Los Ángeles, Londres, Melbourne, Madrid, Ciudad de México o Lima, Perú, entonces usted ha oído hablar de The Nails”.

The Nails sonó en Super FM durante 1982 especialmente con la canción ‘88 Lines About 44 Women’ incluida como lado B del 12” EP ‘Hotel For Women’. Posteriormente, en 1984, esta canción fue re-grabada para el álbum debut ‘Mood Swing’. La versión que sonó en los 93.1 del dial fue la original, es decir, la de 1982. Pero este hecho anécdótico no queda ahí. El propio Donald Wilson, seguramente entusiasmado, se animó a dar respuesta a Billboard.

En la página 10 de la revista Billboard del 4 de Diciembre de 1982, en la sección ‘Letters To The Editor’, apareció lo siguiente: “Sí, estamos tocando The Nails. Eso es lo primero que puedo decir después de leer la columna Rock’n’Rolling.
Me pregunté: ¿Cómo sabe este Señor que estoy tocando The Nails, ‘88 Lines About 44 Women’? Si fue una conjetura, buena suposición. Si no, gracias por referirse a Lima como un buen lugar en la tierra donde se puede escuchar música nueva, porque es la verdad. Super FM 93.1 es una estación de 10 meses de edad y que toca música nueva en Lima” - Donald Wilson, Director de Programación, Super FM 93.1, Lima Perú.

Hacia fines del año 1982, Super FM lanzó un microespacio para promover el primer Ranking Anual invitando a los oyentes a votar por las canciones de su preferencia. En esta promo, el locutor mencionaba el nombre del grupo y a continuación sonaba un fragmento de la canción con el título, luego hacían lo mismo con la segunda candidata y la tercera, hasta completar unos 15 temas, a manera de collage. Fueron dos promociones con diferentes candidatas, es decir, aproximadamente 30 canciones pre-seleccionadas en total y por cierto, anunciadas de esta forma tan original.

En el mes de Diciembre, los DJs de Super FM presentaron todos juntos el Ranking Anual, dejando anunciar la canción ganadora a Oscar Guerra.

Estos fueron los 15 lugares del ranking anual 1982 de Super FM:

# 1 - The Human League – ‘Love Action (I Believe In Love)’ (Dare, 1981)
# 2 – Adam And The Ants – ‘Picasso Visita El Planeta De Los Simios’ (Prince Charming, 1981)
# 3 – Haircut 100 – ‘Favourite Shirts (Boy Meets Girl)’ (Pelican West, 1982)
# 4 – Sof Cell – ‘Tainted Love’ (Non-Stop Erotic Cabaret, 1981)
# 5 - Missing Persons – ‘Words’ (Spring Session M, 1982)

# 6 – A Flock Of Seagulls – ‘Telecommunication’ (A Flock Of Seagulls, 1982)
# 7 - Sparks – ‘Angst In My Pants’ (Angst In My Pants, 1982)
# 8 – Romeo Void – ‘Never Say Never’ (Benefactor, 1982)
# 9 – Ramones – ‘I Wanna Be Sedated’ (Road To Ruin, 1978)
# 10 – Surf Punks – ‘Shark Attack’ (Locals Only, 1982)

# 11 – Kim Larsen And Jungledreams – ‘Til Tomorrow (Goin’ Downtown)’ (Sitting On A Time Bomb, 1982)
# 12 – Eye To Eye – ‘Physical Attraction’ (Eye To Eye, 1982)
# 13 – The Waitresses – ‘I Know What Boys Like’ (Wasn’t Tomorrow Wonderful?, 1982)
# 14 – Josie Cotton – ‘Johnny, Are You Queer?’ (Convertible Music, 1982)
# 15 – Lene Lovich – ‘Lucky Number’ (Stateless, 1978)

Ciertamente, algunas de las canciones pertenecientes a albums de 1982, fueron publicadas en single en 1981, tal es el caso de ‘Favourite Shirts (Boy Meets Girl)’ de Haircut 100, ‘Telecommunication’ de A Flock Of Seagulls, ‘Never Say Never’ de Romeo Void y ‘I Know What Boys Like’ de The Waitresses. Estas canciones fueron tomadas en cuenta para el ranking 1982 por tratarse de canciones de albums editados en 1982. Así mismo, algunas canciones extraídas de un álbum de 1981, sonaron en UK casi al final del año, como es el caso de ‘Picasso Visita El Planeta De Los Simios’ de Adam And The Ants. Por último, algunas de las canciones pertenecientes a un álbum de 1981, se hicieron conocidas en USA y Lima durante 1982, tal es el caso de ‘Love Action (I Believe In Love)’ de The Human League y ‘Tainted Love’ de Soft Cell. Los demás casos corresponden y sonaron en 1982. Recordemos que la información que se manejaba en la época, era más limitada. Las ediciones diferían en tiempo en el caso de USA respecto a UK. El ranking Anual de 1982 se hizo pues con bastante criterio, considerando los aspectos antes mencionados.

En el ranking sólo existieron dos excepciones de temas pertenecientes a un álbum de 1978, tal es el caso de ‘I Wanna Be Sedated’ de Ramones y ‘Lucky Number’ de Lene Lovich. Pero igualmente tiene su explicación. ‘Lucky Number’ de Lene Lovich fue re-lanzada como single en UK en 1982, con ‘New Toy’ como lado B. En el caso de ‘I Wanna Be Sedated’ de Ramones, fue publicada originalmente en Septiembre de 1978 como parte del album ‘Road To Ruin’ y relanzada como single a fines de 1980 debido a su inclusión en el Soundtrack del film ‘Times Square’. En los primeros meses de 1982, Super FM rotaba varias canciones de este Soundtrack pues incluía muchas bandas New Wave como The Cure, XTC, Gary Numan, Roxy Music, Talking Heads y The Ruts entre otras. La inclusión de Ramones en la lista del año 1982, se debió a que fue programada como parte de 1982. Recordemos que ‘I Wanna Be Sedated’ fue un éxito en las estaciones comerciales Limeñas durante 1985. En resumen, la lista anual presentada en Diciembre de 1982, condensaba lo más gustado del primer año bajo la perspectiva de Super FM y sus oyentes. No se trató de una lista de lo mejor de 1980 a 1982, como algunos imaginaron.

En el mes de Diciembre, Super FM 93.1, también realizó una fiesta de celebración para presentar el ranking anual, proyectando todos los videos disponibles hasta esa fecha con las canciones finales del recuento. El lugar fue la discoteca Up & Down, situada en la calle Augusto Tamayo, San Isidro. El DJ del lugar era Lucho “Carrito” Torres, uno de los DJs fundadores de Doble Nueve.

Un par de anécdotas:

El 16 de Diciembre de 1982 se estrenó en Lima la película ‘E.T: The Extra-Terrestial’. En los Estados Unidos el estreno fue en Junio de ese año. Por entonces, ya venía circulando discretamente un single llamado ‘E.T. Phone Home’ interpretado por Kitty Woodson con el acompañamiento de un sintetizador Roland Jupiter 8. Sonaba como una canción del emergente Synthpop de la época. Super FM la incorporó a su programación durante varias semanas cuando esta película se exhibía en las salas Limeñas. Luego de aproximadamente dos meses, Radio Panamericana la empezó a tocar haciéndola algo más conocida.

En la época Navideña de 1982, la joven estación de radio hizo sonar a diferentes horas el clásico ‘Jingle Bells’ interpretado por The Singing Dogs, es decir, por el ladrido de varios perros. Luego esta misma idea la tomaron otras emisoras en años posteriores, pero fue en los 93.1 cuando sonó por primera vez. Resultaba insólito y gracioso escuchar algo así mezclado entre la New Wave.

La estrategia en la programación de Super FM para 1983, inicialmente continuó de la misma forma como se había llevado en 1982. Por citar un par de ejemplos claros: en el caso de Eurythmics, la famosa canción ‘Sweet Dreams (Are Made Of This)’ estuvo de subida en los rankings de las estaciones de radio comerciales, durante Julio y Agosto. Empezando el mes de Septiembre llegó al # 1 de Billboard. Sin embargo, en el mes de Febrero ya había sido # 2 en UK. Super FM se adelantó a las demás emisoras al menos por  tres meses también con este single de Eurythmics, paralelamente ya estaban en rotación otras canciones del mismo álbum, tal es el caso de la oscura ‘Somebody Told Me’, la divertida ‘This Is The House’ con frases en español, y ‘Love Is A Stranger’, entre otras. ‘Love Is A Stranger’ fue el segundo single de este álbum para los Estados Unidos. Sonó en las demás emisoras del dial en los meses de Octubre y Noviembre. En Reino Unido fue single promocional de adelanto del album ‘Sweet Dreams (Are Made Of This)’. Había llegado al casillero # 6 del UK Singles Chart en Noviembre de 1982, es decir, un año antes. Este inteligente manejo en la programación de Super FM, hasta con los grupos de la New Wave que se iban haciendo populares, marcaron la abismal diferencia de los 93.1 con el resto de emisoras.

En el caso de David Bowie con ‘Let’s Dance’, empezó a sonar en Lima en todas las estaciones de radio hacia fines del verano de 1983. Nada mal. En Marzo fue # 1 en UK y en Mayo también llegó al tope del chart en USA. En la nueva estación fue programada con algunos días de anticipación respecto a las demás emisoras, aunque en versión extendida, a diferencia del resto. En este caso, también entraron en rotación otras canciones del album como ‘Modern Love’ que se escuchó mucho desde el mes de Marzo, en tanto que en otras frecuencias fue programada en los meses de Octubre y Noviembre cuando escalaba en Billboard como tercer single del álbum. Super FM también se adelantó con el segundo single ‘China Girl’ además de animarse a tocar ‘Criminal World’, entre otras.

1983 fue el año más importante para la New Wave a nivel de artistas Británicos en Charts Estadounidenses. Billboard rankeó en su Hot 100, 452 singles en total. De ellos, un 25% pertenecieron a la New Wave, ya sea de UK o USA. Las estaciones de radio comerciales, basaban su programación en el Top 40 de Billboard, salvo algunas pocas excepciones. Grupos como Minor Detail, Eye To Eye, Kissing The Pink, Plimsouls, Industry, Modern English, Ultravox, Bow Wow Wow, Belle Stars, Haysi Fantayzee, The Call, Heaven 17, Robert Hazard, Red Rockers y Psychedelic Furs, entre otros, estuvieron por debajo del Top 40, es decir, fueron anulados por las estaciones comerciales, salvo algunas excepciones como Total Coelo, Wall Of Voodoo, Sparks, Toni Basil, y otros grupos que ya se habían hecho conocidos en años anteriores tal es el caso de B-52’s, Devo, Missing Persons y Yazoo, sin embargo, bandas como U2, R.E.M. y Tears For Fears, tendrían que esperar algunos meses hasta hacerse más populares en los Estados Unidos y de ese modo sonar en Lima. Ciertamente, algunos de estos grupos ya empezaban a ser parte de la programación de Doble Nueve, pero fue Super FM la que difundió la totalidad de artistas tocando además varias canciones de cada album. Las bandas y solistas de la New Wave que alcanzaron el Top 40 de Billboard, llegaron a sonar masivamente en toda la FM, tal es el caso de Berlin, Naked Eyes, Billy Idol, Stray Cats, Madness, The Human League, INXS, A Flock Of Seagulls, Thompson Twins, ABC, Eurythmics, The Fixx, Big Country, Duran Duran, Adam Ant, Tubes, Culture Club, Talking Heads, The Motels, The Clash, Kajagoogoo, Thomas Dolby, Spandau Ballet, Men Without Hats y Dexy’s Midnight Runners, entre otros. En los 93.1 del dial también se escucharon todos estos grupos, tanto los del Top 40 (insisto, no sólo con la canción más popular) como también los del resto de la lista, además de otras muchas bandas que sonaban en Inglaterra pero no en los Estados Unidos como Depeche Mode o The Cure por mencionar los dos casos más escandalosos y llamativos, y como ellos, decenas de nombres desconocidos en Lima en aquellos meses.

En el año 1983 la New Wave explotó masivamente a nivel global y como vemos, Lima no fue la excepción. Lo irónico de todo esto es que, insólitamente, la novel estación de radio no tuvo el despegue definitivo. Luego de una primera etapa en 1982 prácticamente autofinanciada, durante los primeros meses de 1983 la gerencia requería ver resultados concretos, es decir, vender. Fue así como Super FM incorporó a su programación no sólo los artistas New Wave que se hacían populares, sino también canciones Rock y en algunos casos Pop, estrenando singles de canciones que llegaban al Top 40. Esto ocurrió desde fines del verano de 1983. Algunos recordados ejemplos: ‘Stand Back’ de Stevie Nicks, ‘Overkill’ de Men At Work, ‘One On One’, ‘Crime Pays’ y ‘Family Man’ de Daryl Hall & John Oates, ‘Pass The Dutchie’ de Musical Youth y ‘You Can’t Hurry Love’ de Phil Collins.

En el mes de Julio Super FM presentó un recuento con algo de lo mejor de la programación de 1983. Durante el mes de Agosto empezó a rotar una sospechosa cuña anunciando que pronto “La radio de las 93.1 razones de escucharla” cambiaría de programación. Por supuesto, nadie imaginaba que se trataba del final.

Al empezar el mes de Septiembre, los oyentes de Super FM nos llevamos un chasco. La programación de los 93.1 del dial tuvo un giro radical. A partir de entonces, se llevó a cabo un experimento que había dado resultados comercialmente positivos en RBC durante 1982, emitiendo una canción en Español cada dos en Inglés (del Mainstream, claro está). El conocido 2x1: la fórmula popular dirigida desde la programación por un tal Julio Mayo.

El público oyente no representaba un número significativo para las empresas patrocinadoras, quienes preferían anunciar en las emisoras comerciales de la época. Sin ingresos adecuados, la emisora no pudo continuar. El sueño había terminado. Ciertamente a los DJs les propusieron continuar, aunque con el 2x1. Lógicamente renunciaron todos. Lamentablemente, nunca más Lima tuvo una programación de lujo como la de aquella Super FM. Imaginen en estos tiempos una estación de radio dirigida por un equipo de jóvenes de aproximadamente 20 años, difundiendo nueva música más allá de los rankings y los índices de venta, aplicando primordialmente sus conocimientos musicales, no basándose sólo en el hecho de ‘vender’. Eso mismo fue Super FM. Una estación de radio adelantada a la época con apenas dos años de programación, considerada hoy por hoy, una radio de culto.

Mabela Martínez recordaba en su blog ‘Sonidos’: “Una estación así no podía durar. El formato del jóven director Donald Wilson se adelantaba a la época, su música era demasiado buena como para encandilar a los anunciantes que buscaban baladas en Español o algo más light. Super FM cambió de dueños y se convirtió en la estación de las ‘Señitos’. Todos tuvimos que abandonar el barco y buscar nuevas frecuencias”.

“Se trata de lograr una identificación personal a través de la radio evitando la masificación y descartando por completo la dudosa aspiración de ser los primeros en las encuestas de sintonía. Cada emisora debe dedicarse a su público como la mejor forma de crear un propio mercado” - Oscar Guerra, Septiembre 29, 1984

Tras el lamentable final de Super FM, Doble Nueve, ‘La Radio Rock’, incorporó a su programación mayor cantidad de grupos New Wave. Si bien es cierto, durante 1982 y 1983, Doble Nueve ya venía tocando algo de New Wave (especialmente los grupos más guitarreros o de bases más Rock), es a partir de 1984 cuando amplían su espectro. También dan inicio a las primeras emisiones de su ranking semanal y al primer ranking anual. Tres de los DJs de Super FM pasaron a formar parte de Doble Nueve, ellos fueron Lucho Quiñe, Anabelí Rodrigo y Oscar Guerra. Éste último se llevó su Radio Clash a la radio Rock. El propio Manuel Sanguineti y su ex–socio Cavi lo fueron a buscar para invitarlo a formar parte del equipo de Doble Nueve.

Por otra parte, también en 1984, Donald Wilson tuvo bajo su dirección y producción un programa en Canal 27 UHF de corte New Wave, los Viernes de 6:00 PM a 7:00 PM, CLIPS, conducido por Giannina D’Carly y Lolita Ronalds.

Para terminar, les comparto mi anécdota con Super FM:

El 19 de Diciembre de 1981 tuve un accidente que me ató a una cama por unos 45 días. Por entonces ya gustaba mucho de la música y mi compañera inseparable fue la radio y mis discos. Recuerdo que en una de esas tardes, estuve girando el dial  una y otra vez, como de costumbre, esperando por alguna buena canción para grabarla y de pronto, había descubierto una emisora nueva que hacía sus primeras emisiones de prueba. Quién lo diría. Me cambió la vida.

La canción que me hizo prestar atención precisamente a los 93.1 del dial, fue ‘One World (Not Three)’ de The Police. Por entonces, gustaba mucho de la música de The Police, especialmente la de sus dos primeros albums. Apenas en Octubre de 1981 había sido publicado el álbum ‘Ghost In The Machine’ y en las emisoras comerciales sonaba ‘Every Little Thing She Does Is Magic’ y ‘Spirits In The Material World’, pero ‘One World (Not Three)’ era la que especialmente me gustaba y muy rara vez sonaba en las demás radios. Cuando empecé a escuchar ‘One World’ en esta nueva estación, presioné el botón rojo del toca-cintas, para disfrutarla luego algunas veces más. El cassette continuó girando y distraídamente dejé que siguiera grabando hasta la mitad de la siguiente canción. Era ‘New Toy’ de Lene Lovich. Luego, al re-escuchar algunas veces el tema de The Police, terminé totalmente enganchado con Lene Lovich. Obviamente me puse como un demente. Necesitaba tenerla completa, fue así que persiguiéndola con el record de mi toca-cintas preparado, me fui contagiando con algunas otras de la programación. Cada vez eran más y más. Terminé por ser atrapado totalmente. Oír toda esa música de forma continuada fue algo enfermizo. Si te gustaba una canción, pues perseguías la programación para que te la pasaran de nuevo y así te ibas familiarizando con más y más canciones. Muchas veces ni siquiera decían los títulos. Ahora podrá sonar todo esto que les cuento, a cualquier cosa, pero en esa época fue como un regalo del cielo. Era complicado tener acceso a toda esa música.

Una tarde a inicios de Septiembre, llegando del colegio, quedé fuertemente impactado al descubrir que toda aquella programación se fue por el caño. No entendía lo que estaba sucediendo. No podía creerlo. Recuerdo que pensaba que era yo el del error. ¿Acaso no había sintonizado la estación correcta? Luego imaginé que Super FM estaba fuera del aire y lo que se escuchaba (si mal no recuerdo a José José) era la señal de otra estación haciendo interferencia, hasta que apareció la bendita cuña de Super FM con la misma voz y se me vino a la mente de inmediato los anuncios que se estuvieron haciendo sobre el cambio de programación. Fue un mal momento. Pésimo momento diría. Lo cierto es que se me cruzó por la cabeza ir a la radio y averiguar qué había sucedido. No podía esperar hasta el día siguiente pensando en ya estar ahí. No podía aceptarlo.

La siguiente mañana ‘me tiré la pera’ y acudí al local de la radio. El ficticio pretexto que puse para ingresar a la emisora y de ese modo enterarme de lo sucedido, fue que estaba haciendo un trabajo sobre los medios de comunicación. Amablemente me mostraron todo el lugar. Desde las cabinas, si mal no recuerdo eran dos cabinas gemelas, hasta el transmisor y la torre. El señor que me acompañó a hacer un breve recorrido me comentó que el problema se debió a la falta de apoyo por parte de los auspiciadores. El sueño efectivamente, había terminado.

Eduardo Lenti

STICKER Promocional
 Archivo fotográfico: LUIS ALBERTO "TITO" LLENSE


OSCAR GUERRA - Radio Clash


MABELA MARTÍNEZ - Super Jazz


LUCHO QUIÑE


LOLITA RONALDS


GIANNINA D'CARLY


Promo

LA PROPAGACIÓN DE LA NEW WAVE A TRAVÉS DE LOS PROGRAMAS DE TV (1982-1985)

A mediados de 1982 apareció La Máquina Del Rock, programa que era transmitido por el canal 4 los Sábados de 3:00 a 4:00 PM y conducido por Carlos Antonio Aguirre.

Carlos Antonio tenía a su vez un programa de corte New Wave llamado Metal que era transmitido por radio América FM a las 4:30 PM de Lunes a Viernes. La cortina de presentación era nada menos que el clásico Eisbar de Grauzone.


En La Máquina Del Rock se pasaban los clips de la cadena musical Norteamericana MTV, incluso con el sello característico y las clásicas letras en el lado inferior izquierdo de la pantalla. Por entonces, los pocos programas musicales que existían, tomaban los videos promocionales de los archivos de las disqueras nacionales. La Máquina Del Rock, al pasar los clips directamente de la señal de MTV (aunque señal grabada), se adelantó a los demás espacios musicales. Aquel programa también contribuyó generosamente con su cuota de nueva música durante aquellos años. Sobre todo hasta 1985. Disco Club fue el inicio de todo claro está, pero La Máquina Del Rock apareció como una interesante nueva alternativa.


Así que en la televisión nacional durante 1982 tuvimos media hora de video-música de Lunes a Viernes (Disco Club), y dos horas los Sábados (La Máquina Del Rock / Disco Club). Recordemos que la cadena musical MTV había iniciado sus transmisiones apenas un año antes, sin embargo, la única información que se tenía sobre aquella televisora, era mediante sus re-transmisiones grabadas a través del mencionado programa del canal 4. Bajo tales circunstancias apareció en Marzo de 1982 en el UHF, y en sintonía de prueba: Unitel canal 27. Desde aquella señal se transmitieron dos horas continuas de clips de Lunes a Domingo (5:00 a 7:00 PM). A fines de 1983 el espacio crecería de 1:00 a 7:00 PM. ¿se imaginan de pronto 6 horas de música diarias?. En aquellas emisiones Unitel pasaba tanto clips antiguos como nuevos. Los cartuchos promocionales de los archivos de las disqueras fueron tocados al aire íntegramente, debido a ello se podía observar tanto los clips del TOP 40 del Billboard así como innumerables clips promocionales considerados hoy como auténticas rarezas. Aquella fue otra importante manera de propagar la nueva música para una nueva generación. En 1984 incluso, el espacio de Video-Música en canal 27 aumentó. El horario fue de 12:00 a 6:00 PM. Los Viernes se emitía un programa llamado Clips (6:00 PM), producido por Donald Wilson y conducido por Lolita Ronalds y Giannina D'Carly, de corte New Wave. Los años más representativos del canal 27 fueron aquellos. Ya en 1986 se le dio un enfoque más comercial.

Eduardo Lenti

EL DESPERTAR DE UNA NUEVA GENERACIÓN - 1983

1983 fue probablemente el año del despertar de la nueva generación en Lima. Se estaba gestando un nuevo escenario que tomaría mayor proporción al siguiente año.

El hecho más significativo de 1983, fue la entrada de la nueva música hecha por la nueva generación de músicos anglosajones, básicamente New Wave, Techno-Pop y New Romantic a las estaciones radiales comerciales Limeñas. Ese hecho definitivamente contribuyó a masificar/ popularizar o poner al alcance de un mayor número de personas, un nuevo tipo de hacer, escuchar, bailar y sentir música.

La escena Limeña estaba constituida por gente que gustaba básicamente de la New Wave. Aún el movimiento Gótico estaba floreciendo en Europa. Sin embargo el baile en solitario ya era algo común en Lima. También existían los Punkers. Pero aún aquel movimiento no tomaba forma ni tenía la fuerza y consistencia necesaria como para dar un significativo cambio generacional.

El común de los mortales escuchaba Panamericana, 11.60 o radio Miraflores. Este tipo de emisoras tocaban Rock y Pop, basando sus programaciones en los temas más populares de los Estados Unidos que destacaban en el semanario Billboard. Aquel semanario era como la bíblia para toda estación radial comercial de la época. En 1983 se dio un fenómeno a nivel comercial en los Estados Unidos. Hubo como una especie de fiebre british New Wave a nivel masivo y nos cayó de rebote por Lima y precisamente desde las emisoras comerciales.

1983 fue el año de la invasión de la New Wave al mercado Norteamericano, hecho que se reflejó en la propia Billboard en donde, al menos un 25% de los singles rankeados ese año, pertenecieron a las nuevas corrientes, tanto Inglesas como Norteamericanas. Las estaciones comerciales Limeñas que difundían todo aquello proveniente de la mencionada revista, sin proponerlo e imaginarlo, también contribuyeron de algún modo al reconocimiento masivo de los nuevos artistas. Especialmente aquellos que alcanzaron el TOP 40 del Billboard.

En 1984, la New Wave ya estaba en todos los niveles. Recuerdo incluso que en la discoteca de la feria del hogar de 1984 se bailaba con A Flock Of Seagulls (Telecommunication), Europeans (The Animal Song), Yazoo (Don't Go), B-Movie (Nowhere Girl), Polecats (Make A Circuit With Me) y Figures On A Beach (Breathless) entre otros.

Eduardo Lenti

DOBLE NUEVE: LA TRANSFORMACIÓN (Parte 2: 1984)

Tres de los DJs de Super FM (quienes ya habían hecho historia en la programación de la fenecida radio) pasarían a formar parte en 1984 de Doble Nueve. Ellos fueron Anabelí Rodrigo, Lucho Quiñe y Oscar Guerra.

Los tres DJs, aunque se iniciaron en Super FM, ciertamente tenían el estilo de locución de Doble Nueve, así que su ingreso en la radio cayó muy bien y lo mejor de todo, enriquecieron Doble Nueve musicalmente. Anabelí Rodrigo se convirtió en la DJ de voz ronca que pasaba buen New Wave, característica que la diferenció de Lis Stoliar, quien tenía una voz más dulce y predilección por la música más suave. Lucho Quiñe, uno de los DJs más cultivados en la nueva música de Super FM, aportaría a Doble Nueve especialmente con las bandas Techno-Pop y New Romantic. De los tres, la inclusión más celebrada fue la de Oscar Guerra, quien llevaría su Radio Clash, el programa estrella de Super FM, a la Radio Rock, y se transmitiría los Viernes de 8:00 PM a 10:00 PM (el mismo horario de la casa anterior). Radio Clash mantuvo la calidad del original especialmente hasta 1985. Poco después, en 1988, Oscar Guerra conduciría un segundo programa llamado 99 Minutos de propuesta similar a la del desaparecido Radio Clash y emitido los Domingos de 10:00 PM a 12:00 AM.

La entrada de Oscar Guerra, Lucho Quiñe y Anabelí Rodrigo a Doble Nueve, propició un significativo cambio en la programación de la radio Rock, pues a partir de entonces, se le dio mucho más cabida a las nuevas propuestas musicales de la New Wave, haciendo de 1984 y 1985 dos años brillantes y claves en la historia de aquella emisora. Durante 1982 y 1983 ya sonaba algo de New Wave pero el cambio decisivo se dio a partir de 1984 con bandas como Icicle Works, Wire Train, Hoodoo Gurus, New Order, Face To Face, Friends Again, The Smiths, Talk Talk, The The, Bongos, Zerra 1, Fiction Factory, The Alarm, U2, China Crisis, A Drop In The Grey, Everything But The Girl, Prefab Sprout, Modern English y Vitamin Z, entre otros, además de muchos grupos que sonaron en Súper FM en los años anteriores, desde Soft Cell a B-Movie, pasando por Romeo Void, Ultravox, The Jam, A Flock Of Seagulls, The Human League, Yello, OMD y un largo etcétera.

Una de las singularidades de Doble Nueve en aquellos meses, fue la de subirle el pitch a los tornamesas para que los discos de vinilo suenen algo más acelerados. El nuevo slogan en el verano de 1984 fue: "Doble Nueve, la más mosca en el aire".

Aquella época fue también la de Patty Plant y su dosis de buen Rock los Martes y Jueves de 1:00 PM a 4:00 PM en su programa Pye de Metal. Sin duda, una de las personas más enteradas en cuanto a Rock que pasaron por la emisora en cuestión. Y como olvidar a Pepe Coronado y Lis Stoliar. Precisamente iniciando 1984, Lis Stoliar fue la encargada de dar salida a las primeras versiones del clásico ranking de los Domingos, usando como cortina de presentación a Midnight Oil con 'Only The Strong'. Ese mismo año Doble Nueve también presentaría su primer ranking anual. Todos ellos forman parte importante de la primera y mejor época de la radio Rock. Emisora que ha sabido mantenerse aún vigente, y por más de tres décadas.

Eduardo Lenti


Promo Doble Nueve 1985